Cuaderno de Bitácora

escritor-3

David Martínez Romero fotografiado por Juanda Cortés

Con el título de Cuaderno de Bitácora proyectamos compartir publicaciones en las que iremos comentando, a modo de un diario de navegación, tanto los pormenores del desarrollo de nuestros proyectos en curso como los detalles a nuestro juicio más interesantes de experiencias pasadas, y también, desde luego —¡por qué no!—, nuestras ideas sobre el mundo de la producción audiovisual, hasta donde seamos capaces de aportar perspectivas interesantes, planteamientos sugerentes, críticas, quizá a veces un tanto ácidas, pero que consideramos imprescindibles para remover la desidia y el inmovilismo en que ha venido a caer la producción audiovisual en España, salvadas honrosas excepciones entre las que todavía está por ver si nos contamos nosotros.

   Uno de los proyectos más ambiciosos de Eldorado Entertainment lleva por nombre Homo Artifex: el hombre, la mujer que es artífice de sí, y por ende todo proceso creativo en el que esté implicado un ser humano, incidiendo no en el ser, ni en lo humano (de todo lo cual ya vamos bien servidos), sino en el proceso, en la creatividad que sucede y progresa procesualmente. No vamos a ocultar que nos gusta la filosofía, pero tampoco creemos que sea éste el lugar para proceder a la exposición de sistemas filosóficos, sino, antes bien, la oportunidad para exponer ideas, pensamientos, comentarios, apuntes dirigidos a todos aquellos que ya de por sí están interesados en la comunicación audiovisual y comparten con nosotros la inquietud por mejorar un ámbito profesional donde la aspiración a la excelencia se encuentra asediada por impedimentos tanto internos como externos que es preciso poner en tela de juicio, traer a la palestra, discutir. Nos parece que mostrar nuestro pensamiento es también una manera de darnos a conocer, complementando la escueta presentación de nuestros trabajos, los más relevantes de los cuales están incluidos en este sitio web.

   En nuestro Manifiesto hemos intentado condensar, con un punto de humor irónico, los principios que nos informan, con el objetivo, compartido por todas y cada una de las publicaciones que iremos añadiendo en esta sección, de animar la reflexión sobre el sentido de la producción audiovisual y buscar desde nuestra humilde posición almas gemelas, colaboradores, clientes que compartan nuestra visión y deseen apostar por un modelo más arriesgado y al mismo tiempo comprometido para la creación de documentos audiovisuales: vídeos. Nuestra visión de la producción audiovisual pasa por cumplir la necesidad de satisfacer las necesidades informativas requeridas en cada caso, pero al mismo tiempo respondiendo a las exigencias del momento sin perder nunca de vista los objetivos principales del proyecto, ni los secundarios, ni los derivados.

   A estas alturas, las posibilidades técnicas y creativas que ofrecen tanto la revolución de las tecnologías de la información aplicadas a la producción audiovisual como la revolución de revoluciones que han supuesto Internet, las redes sociales y muy pronto la VR (virtual reality), tienen que ser aprovechadas desde una perspectiva, o si se prefiere desde una actitud, libre, innovadora, desprovista de prejuicios innecesarios, es decir: abierta. Mientras trabajamos para nuestros clientes, con nuestro equipo, con nuestros colaboradores, aprovechando cada momento de respiro para seguir experimentando y mantenernos frescos, despiertos, al acecho de nuevas ideas, cada día estamos más convencidos de que las viejas técnicas de persuasión están obsoletas, y es preciso hacer uso de nuevas técnicas más honestas.

   Nuestra tesis fundamental es que la producción audiovisual profesional-corporativa pasa por la creación de contenidos auténticos, propios, apropiados, por la narración de historias de la manera más sincera, sencilla y directa posible, principio al cual, una vez asumido y aplicado, pueden sumársele después todas las cualidades de indudable espectacularidad que se consiguen a través de planificaciones de altura: variedad de personajes y localizaciones, planos complejos, efectos digitales…

   NO ES UNA CUESTIÓN DE PRESUPUESTO. Cada proyecto requiere un reflexión previa, seria y adecuada, respecto a lo que se quiere conseguir, la mejor manera de hacerlo y entonces definir el presupuesto que esto conlleva. Lo único que hace falta para conseguirlo es pensar, planificar, saber cuándo dar un paso adelante y cuándo un paso atrás, y actuar.

   Ya lo hemos conseguido en muchas ocasiones, y lo vamos a seguir consiguiendo. Para demostrarlo tenemos, por un lado, los trabajos que ya hemos hecho, los proyectos que estamos llevando a cabo, y estas reflexiones que hemos decidido compartir con el nombre genérico de Cuaderno de Bitácora. Si quieres empezar a conocer ejemplos concretos, puedes comenzar con nuestra siguiente propuesta, titulada, para picar un poco los egos, Por qué las agencias de comunicación no entienden el vídeo.

   En todo caso, gracias por acompañarnos en este viaje. Si crees que tienes ideas que añadir, o bien criticar las nuestras, no dudes en añadir tus comentarios. Estaremos encantados de compartirlos, y de discutirlos contigo.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*